Gerardo Ferreira (1981, Montevideo).

Poeta, investigador y periodista
cultural

 

 Se ha desempeñado como colaborador en el diario *la diaria* y en revistas culturales como *El Boulevard*, *Lento* y *Periódico de Poesía*,
entre otros medios.

En poesía ha publicado *Imagina el desierto *(Chile,Ediciones Simbiosis, 2009) y *La sensación es un lugar *(Montevideo, Irrupciones, 2013).

A fines de 2014, en coautoría con Andrés González, publicó el libro *Horacio Quiroga: contexto de un crítico cinematográfico.
Diálogos con Caras y Caretas y Fray Mocho (1918-1931)*, como parte de la colección “Cuadernos de Literatura” de la Biblioteca Nacional de Uruguay.
Entre sus publicaciones colectivas se destacan los textos aparecidos en *Río Grande Rewiew* (University of Texas); *Urgente: poesía emergente* (CCE,
Uruguay) y en la *Revista Inéditos* (Fundación Mario Benedetti). En 2013 obtuvo una de las becas *Eduardo Víctor Haedo* correspondientes

al  Fondo de Estímulo a la Formación y Creación Artística *(FEFCA) *que otorga el Ministerio de Educación y Cultura, para realizar en Chile

un proyecto personal titulado “Seminario intensivo: Poesía chilena de la segunda mitad del siglo veinte. Tejidos al borde y sellos de Alianza”.

El poemario *Tiempo amarillo*, del cual proceden los dos textos grabados, obtuvo una Mención especial en la categoría “Obras en verso /

poemas en prosa” (rubro inédito), en los Premios Anuales de Literatura 2013.

 

 


*Volaré*



en el callejón un papel se arruga

se avienta sudoroso contra la pared blanca

lucha enérgicamente | la traspasa



cae al suelo lastimado en posición fetal

abre apenas un ojo en señal de triunfo.



Una nueva pared emerge frente a él, firme, suntuosa

se pone de pie la voluntad.



*Madera*





de piernas cruzadas

aguarda a solas lo que vendrá

ya no le preocupan

el humo del cigarro, el vencimiento de la comida

la depilación mensual o la autoestima



para ella el adiós es una puerta

una puerta que se cierra, como un parpadeo

la acción de dejar atrás a los demás y al tiempo

así, pero de madera



ella conoce el sonido hueco

el abismo en donde caerá el otro o uno mismo a merced del recuerdo

(depende de qué lado de la puerta se esté)



ninguna otra acción es tan eficaz para despedirse

llevar la mano al pestillo

balancear el cuerpo y la puerta que va

diligente a cumplir su designio, plum, se terminó



el cuerpo plegado en dirección inversa escapando de otro cuerpo

el aire dividido, cortado en dos por la hoja

vos allá y yo acá dice ella separada al fin de su chancro.



Nunca se aprende a *decir* adiós.

 

 

Aquí escuchamos a Gerardo:  https://soundcloud.com/casa-escritores-uruguay/audio-gerardo-ferreiramp3

 

 

 

 

casino10top.com
f t g