El exilio político uruguayo, iniciado hacia 1969 y extendido hasta el fin de la dictadura, presentó un alto nivel de representatividad en aspectos culturales.

Lo integraron escritores, plásticos, músicos, periodistas, profesionales, etc., fenómeno este que hace más llamativa la escasa presencia de relatos testimoniales sobre el mismo. Su dispersión geográfica dificulta aún hoy la posibilidad de una visión de conjunto al punto de que se ha preferido hablar de “exilios”. La construcción de un mapa temático literario del exilio político uruguayo es hoy tarea impostergable que complementaría los ya esbozados mapas sobre literatura carcelaria en el mismo período y observar desde el ángulo de la creación el nudo de tensiones que canalizó ese período de la historia del Uruguay. El testimonio como género ¿literario? ha dejado valiosos ejemplos referidos a persecuciones de uruguayos en Argentina y Chile en los primeros años así como también de destinos atípicos y remotos. Sin embargo, el exilio en Europa, abundante en creación literaria, ha dejado hasta ahora escasos testimonios sobre el vivir cotidiano. 

 

Eduardo Nogareda (Presidente)

Andrés Caro Berta (Secretario)

Horacio D'Angelo

Betty Chiz    
Juan de Marsilio

María Elena Cabrera

Juan González Urtiaga

 

casino10top.com
f t g